Palabras de Amor

Lo supimos a la vez
fue en un cruce de miradas
se adentró sin preguntar
sacudiendonos el alma.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Amor

Eso…

Nada quiero de ti, solo quiero eso que despiertas…

Ezequiel Novoa.

Palabras de Amor

Tú.

Cuando levante la vista pude verme. Ahí estabas, perfecta, dando vida a cada milímetro de tu cuerpo, mientras me enseñabas mis rincones más profundos.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Amor

Ese lazo que nos une…

Nada tiene de especial,
ese lazo que nos une,
siendo único en el mundo,
el aroma a tu perfume.

 

El porqué quiero adueñarme,
de tus alas cuando vuelas,
marcha libre con el viento,
y regresa en primavera.

 

Y no hay lágrimas que valgan,
el recuerdo de un AMOR,
no hay segundo que se pierda,
cuando ríe el corazón.

 

Juro nunca poner nombre,
a ese lazo que nos une,
así nunca se marchite,
el aroma a tu perfume.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Amor

Sin secretos en el alma.

Con la duda que me acecha,
a la espalda de la luna,
el deseo en este instante,
de abrazarme a tu cintura.

 

Un suspiro de mi tiempo,
y te marchas corazón,
son las leyes de este mundo,
las que dictan el guión.

 

Alcé muros en mi vida,
cambié miedo por AMOR,
conteniendo universos,
en continua creación.

 

Sin secretos en el alma,
te recreo en mi interior,
en el centro de mi pecho,
donde guardo nuestro AMOR.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Amor

Realmente inevitable.

Realmente inevitable,
que el cielo bese la tierra,
y que el gesto de tu rostro,
me recuerde lo que soy.

 

Cómo separar el aire,
que entra por tu ventana,
de tu piel que lo acaricia,
regalándole tu olor.

 

Este AMOR que todo une,
que parece que se esconde,
que se escurre de la vista,
pero no del corazón.

 

Realmente inevitable,
que te marches de mi vida,
sin que lleves para siempre,
el recuerdo de este AMOR.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Amor

Eso que despiertas.

Es eso que despiertas,
lo que hoy lleva tu nombre,
se dibuja con tu forma,
me acaricia el corazón.

 

Es eso que despiertas,
que descansa en tu mirada,
que me coge de la mano,
que me habla con tu voz.

 

Ezequiel Novoa.