Palabras de Verdad

Un solo Amor.

Cuando el Amor se presenta y nos llena por completo, toda necesidad desaparece, incluso la de retener la forma con la que se ha presentado.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Verdad

Coronados en espinas.

Poco a poco cae el velo,
que me ata en esta tierra,
me deshago de las cargas,
que entorpecen mi viajar.

 

Atravieso los paisajes,
que algún día había pisado,
y me alejo a paso firme,
sin volver la vista atrás.

 

Veo a Dioses como a niños,
en un patio de recreo,
veo a príncipes de reinos,
mendigando libertad.

 

Coronados en espinas,
enclavados en el tiempo,
resistiendo en agonía,
escapando a la verdad.

 

Que el AMOR nos acaricie,
que el perdón nos cure el alma,
y que el Rey regrese al trono,
proclamando libertad.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Palabras.

Palabra que ha nacido
fabricada de una idea,
no es palabra que ha surgido
de la mente del que crea.

 

Ante tan oscuro velo,
muere toda la verdad,
quien acepta las ideas,
pierde toda libertad.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Fría noche para el cuerpo.

Siempre el miedo al sufrimiento,
fue la causa de tu olvido,
escapando en pensamientos,
me refugio en lo vivido.

 

Y cansado ya de huir,
pues ahora te persigo,
soy ahora el sufrimiento,
ya sin metas ni destino.

 

Una vez vencido el tiempo,
me recuesto en dulce calma,
fría noche para el cuerpo,
larga vida para el alma.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

En los gritos del silencio.

Bajo impulsos de mi YO,
hago espacio en mi interior,
en los gritos del silencio,
nace toda creación.

 

Ya no hay nombre ni persona,
solo un simple traductor,
dando forma a las palabras,
del divino creador.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Vida.

Cuál es el fin del camino,
cuáles las metas de mi alma,
corre el tiempo mientras busco,
un lugar para morir.

 

Dónde ha nacido el viento,
dónde pretende llegar,
es que hay algún destino,
o es el mero caminar.

 

Belleza de vivir descubriendo,
la frescura en cada instante,
sabiendo que mi destino,
siempre estuvo en su lugar.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Ligero, sutil, vibrante.

Sumergido en la inconsciencia,
mirando la asfixiante oscuridad,
oleadas de magnifica energía,
me despiertan ya por fin.

 

Sutil vehículo que no logro controlar,
me arrastro como un niño,
gritándole al silencio,
repitiendo tu nombre.

 

Siento la vibración de cada forma,
las atravieso con mis manos,
me recreo en las texturas,
cuerpo ligero, sutil, vibrante.

 

Dimensión etérea, copia infiel,
cual es mi realidad ahora,
extravagante miedo me posee,
y deseo regresar.

 

Ezequiel Novoa.