Palabras del Alma

Imagina.

Imagina que no hay Cielo,
es fácil si lo intentas.
Sin infierno bajo nosotros,
encima de nosotros, solo el cielo.

Imagina a todo el mundo.
viviendo el día a día…
Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo.

Nada por lo que matar o morir,
ni tampoco religión.
Imagina a todo el mundo,
viviendo la vida en paz…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Sin necesidad de gula o hambruna,
una hermandad de hombres.

Imagínate a todo el mundo,
compartiendo el mundo…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

John Lennon.

Palabras del Alma

Entre lágrimas.

Desde hace mucho tiempo
el dolor llama a mi puerta,
yo lo observo tras el velo,
un gran miedo me secuestra.

Cuantas veces en mi vida,
escape por la ventana,
suplicando que se fuera,
condenando mis mañanas.

Hoy mi alma pide a gritos,
que me quite la armadura
y me siente junto al miedo
a observar la noche oscura.

El dolor que se abre paso,
lo recibo entre suspiros,
entre lágrimas lo abrazo,
y del miedo me despido.

Ahora solos cara a cara,
Él me habla como amigo,
entre risas se despide,
señalándome el camino.

Ezequiel Novoa.

Palabras del Alma

Sus ojos.

En sus ojos vi la perfección, el universo expresándose así mismo. Con sus ojos me desnudó el Alma.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Amor

Sin secretos en el alma.

Con la duda que me acecha,
a la espalda de la luna,
el deseo en este instante,
de abrazarme a tu cintura.

 

Un suspiro de mi tiempo,
y te marchas corazón,
son las leyes de este mundo,
las que dictan el guión.

 

Alcé muros en mi vida,
cambié miedo por AMOR,
conteniendo universos,
en continua creación.

 

Sin secretos en el alma,
te recreo en mi interior,
en el centro de mi pecho,
donde guardo nuestro AMOR.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Amor

El perfume en que te abrazas.

Bella rosa en primavera,
fue el deseo de esta tierra,
la que amó en pensamiento,
la semilla de tu Ser.

 

Tu belleza te hizo libre,
el perfume en que te abrazas,
trae el canto de las aves,
dando vida a este jardín.

 

Y es tu eterna libertad,
que te aleja de esta tierra,
extendiendo tu perfume,
a algún otro corazón. 

 

Germinando nuevamente,
renaciendo en cada instante,
en las almas que contemplan,
el aroma de tu AMOR. 

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Coronados en espinas.

Poco a poco cae el velo,
que me ata en esta tierra,
me deshago de las cargas,
que entorpecen mi viajar.

 

Atravieso los paisajes,
que algún día había pisado,
y me alejo a paso firme,
sin volver la vista atrás.

 

Veo a Dioses como a niños,
en un patio de recreo,
veo a príncipes de reinos,
mendigando libertad.

 

Coronados en espinas,
enclavados en el tiempo,
resistiendo en agonía,
escapando a la verdad.

 

Que el AMOR nos acaricie,
que el perdón nos cure el alma,
y que el Rey regrese al trono,
proclamando libertad.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras del Alma

Las fronteras de mi alma.

Un suspiro de tu boca,
el AMOR con que me abrazas,
me despiertas con tu canto,
sinfonía angelical.

 

Tu mirada que me piensa,
que pide que amanezca,
son los gritos de mi pecho,
que te claman sin cesar.

 

Y doy gracias a la vida,
que me trae hasta tu puerta,
derribando las fronteras,
de mi larga oscuridad.

 

Alma mía que ahora es tuya,
y tu alma que es la mía,
ahora viven ya por siempre,
en perfecta unicidad.

 

Ezequiel Novoa.