Palabras de Amor

Nada quiero de ti, solo quiero eso que despiertas.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Verdad

Un solo Amor.

Cuando el Amor se presenta y nos llena por completo, toda necesidad desaparece, incluso la de retener la forma con la que se ha presentado.

Ezequiel Novoa.

Palabras del Alma

Imagina.

Imagina que no hay Cielo,
es fácil si lo intentas.
Sin infierno bajo nosotros,
encima de nosotros, solo el cielo.

Imagina a todo el mundo.
viviendo el día a día…
Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo.

Nada por lo que matar o morir,
ni tampoco religión.
Imagina a todo el mundo,
viviendo la vida en paz…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Sin necesidad de gula o hambruna,
una hermandad de hombres.

Imagínate a todo el mundo,
compartiendo el mundo…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

John Lennon.

Palabras de Amor

Tú.

Cuando levante la vista pude verme. Ahí estabas, perfecta, dando vida a cada milímetro de tu cuerpo, mientras me enseñabas mis rincones más profundos.

Ezequiel Novoa.

Palabras del Alma

Entre lágrimas.

Desde hace mucho tiempo
el dolor llama a mi puerta,
yo lo observo tras el velo,
un gran miedo me secuestra.

Cuantas veces en mi vida,
escape por la ventana,
suplicando que se fuera,
condenando mis mañanas.

Hoy mi alma pide a gritos,
que me quite la armadura
y me siente junto al miedo
a observar la noche oscura.

El dolor que se abre paso,
lo recibo entre suspiros,
entre lágrimas lo abrazo,
y del miedo me despido.

Ahora solos cara a cara,
Él me habla como amigo,
entre risas se despide,
señalándome el camino.

Ezequiel Novoa.

Palabras del Alma

Sus ojos.

En sus ojos vi la perfección, el universo expresándose así mismo. Con sus ojos me desnudó el Alma.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Amor

Eso que despiertas.

Es eso que despiertas,
lo que hoy lleva tu nombre,
se dibuja con tu forma,
me acaricia el corazón.

 

Es eso que despiertas,
que descansa en tu mirada,
que me coge de la mano,
que me habla con tu voz.

 

Ezequiel Novoa.