Palabras del Alma

Entre lágrimas.

Desde hace mucho tiempo
el dolor llama a mi puerta,
yo lo observo tras el velo,
un gran miedo me secuestra.

Cuantas veces en mi vida,
escape por la ventana,
suplicando que se fuera,
condenando mis mañanas.

Hoy mi alma pide a gritos,
que me quite la armadura
y me siente junto al miedo
a observar la noche oscura.

El dolor que se abre paso,
lo recibo entre suspiros,
entre lágrimas lo abrazo,
y del miedo me despido.

Ahora solos cara a cara,
Él me habla como amigo,
entre risas se despide,
señalándome el camino.

Ezequiel Novoa.

Palabras de Verdad

Coronados en espinas.

Poco a poco cae el velo,
que me ata en esta tierra,
me deshago de las cargas,
que entorpecen mi viajar.

 

Atravieso los paisajes,
que algún día había pisado,
y me alejo a paso firme,
sin volver la vista atrás.

 

Veo a Dioses como a niños,
en un patio de recreo,
veo a príncipes de reinos,
mendigando libertad.

 

Coronados en espinas,
enclavados en el tiempo,
resistiendo en agonía,
escapando a la verdad.

 

Que el AMOR nos acaricie,
que el perdón nos cure el alma,
y que el Rey regrese al trono,
proclamando libertad.

 

Ezequiel Novoa.
Reflexiones

Libertad.

En verdadera LIBERTAD no existe elección, ni juicio alguno. El juicio y la elección operan cuando algún tipo de miedo amenaza nuestro futuro. En LIBERTAD uno danza en y con la vida guiado por el corazón que no conoce miedos, que no conoce juicios…

Ezequiel Novoa

Palabras de Verdad

Fría noche para el cuerpo.

Siempre el miedo al sufrimiento,
fue la causa de tu olvido,
escapando en pensamientos,
me refugio en lo vivido.

 

Y cansado ya de huir,
pues ahora te persigo,
soy ahora el sufrimiento,
ya sin metas ni destino.

 

Una vez vencido el tiempo,
me recuesto en dulce calma,
fría noche para el cuerpo,
larga vida para el alma.

 

Ezequiel Novoa.
Palabras de Verdad

Vida.

Cuál es el fin del camino,
cuáles las metas de mi alma,
corre el tiempo mientras busco,
un lugar para morir.

 

Dónde ha nacido el viento,
dónde pretende llegar,
es que hay algún destino,
o es el mero caminar.

 

Belleza de vivir descubriendo,
la frescura en cada instante,
sabiendo que mi destino,
siempre estuvo en su lugar.

 

Ezequiel Novoa.